3 Tácticas para Crear “Vibra” con una Chica

September 13, 2014 2:04 pm0 Comentarios

tsb-02

Tener una conversación placentera con una chica es el primer peldaño hacia la consecución de lo que quieres con ella. ¿Por qué parece tan sencillo para algunos hombres, y tan difícil para ti?

¿Sabes lo que quiero decir? Algunos hombres parecen tenerlas riéndose y prestándoles atención sin ningún esfuerzo.

A mí me pasaba. A veces parecía como si los demás tuvieran alguna clase de método secreto para conseguir que las chicas disfruten una conversación ellos, y no no tenía ni idea de cuál era este “secreto”.

Una vez en la universidad me pasé casi un mes intentando coquetear con una rubia de curvas perfectas que servía mesas en una cantina popular del campus. Le dejaba generosas propinas, le sonreía cada vez que se acercaba a la mesa, y siempre le preguntaba cómo había estado su día. Me tomó dos semanas conseguir su nombre, Juliette. Cuando finalmente ella recordó mi nombre, después de un mes, lo tomé como señal de que debería pedirle su número telefónico. Después de dos almuerzos más, aún no la había invitado. Entonces vino un hombre y se sentó en la mesa de atrás.

Hizo que Juliette se riera mientras le tomaba el pedido. El tipo ya estaba flirteando descaradamente con ella cuando le alcanzó la comida. Creí que ella lo iba a ignorar, pero no lo hizo. De hecho, después de haber servido todas las mesas, volvió con él y se sentó en su mesa. Para cuando yo terminé de almorzar, este tipo ya había arreglado para buscarla a la salida. Incluso le pidió un beso en la mejilla al irse. Y ella se lo dio.

Por supuesto, con eso se destrozó mi confianza y me hizo sentir como una porquería todo el día. Pero después de un par de días, recordé qué es lo que le había dicho el tipo. Lo deconstruí totalmente. E intenté repetir su “método” al año siguiente.

Ya no me vi en situaciones como la que me había pasado con Juliette. Porque descubrí los tres ingredientes necesarios que tienen que haber en cualquier conversación con cualquier chica en cualquier situación.

Estas son las tres cosas que le hicieron tan fácil al tipo de la cantina conseguir salir con Juliette.

Son estas:

1. Curiosidad

Debes demostrar curiosidad por ella, más allá de su aspecto. No se trata de entrevistarla, sino de descubrir las respuestas a preguntas como éstas:

¿Cómo reacciona cuando flirteo con ella?
¿Cómo reaccionaría a la idea de que los dos tuviéramos un encuentro físico?
¿Qué cosas le parecen graciosas?
¿Qué cosas le importan?
¿Qué es lo que la excita?

Se puede seguir todo el día con estas preguntas. En realidad, las preguntas exactas no son importantes. Lo importante es tener una mentalidad curiosa y aprovecharla. Si abordas la conversación con un sentido real de curiosidad sobre su vida, nunca te quedarás cosas por decir o preguntar. Más aún, las cosas que le preguntes serán graciosas y coquetas, y sobre todo, honestas.

2. Descaro

Tener descaro significa ser atrevido, o ligeramente irreverente o insolente. Ahora bien, querrás ser descarado, pero sólo un poco. Es fácil sobrepasarse con esto, por lo que debes tener cuidado. Pero si lo haces bien, ella se divertirá y te verá de manera distinta a los demás hombres, y será ella la que flirtee contigo.

El descaro la sacará del estado mental en que se pone cuando los hombres le hablan, porque la sorprenderá.

Aquí hay un ejemplo: Una vez estaba charlando con una chica en un bar, y ella tenía gafas puestas (igual era totalmente hermosa). Le pregunté si al tener sexo se quitaba las gafas o si se las dejaba puestas. “Por supuesto, necesitas ver lo que estás haciendo, pero podrían salirse y romperse si te… entusiasmas demasiado. ¿Cómo haces? Muero por saberlo”.

¿Ves lo que quiero decir? Irreverente y sorpresivo, pero también gracioso e inofensivo.

Otra forma de ser atrevido es decir una mentira obvia o una exageración cuando ella te hace una pregunta. Luego, después de hacerlo, puedes pausar, retroceder y ofrecer una respuesta verdadera.

En un minuto voy a mostrarte cómo evitar pasarte de la raya con el descaro (porque puedes exagerar y arruinar completamente tus chances con ella).

Pero primero…

3. Diversión

La diversión es la moneda de cambio de las conversaciones. Si alguien se está divirtiendo, naturalmente se va a abrir a lo que haces y dices. Más importante aún, si ella se está divirtiendo no estará pensando de manera lógica, lo hará de manera emocional. No estará pensando si eres el hombre adecuado o en cuáles son tus defectos, sino que pensará que se siente divertido y bien y que simplemente debe dejarse llevar.

Existe una variedad de maneras de ponerle diversión a una conversación. Una de las formas más fáciles es burlarte de ti mismo. Admite que te gusta la música pop cursi, o cuéntale que viste tres veces cada episodio de los Pitufos. Así mantendrás el ambiente relajado Y también la sacarás de lo que suele esperar de los hombres: que intenten alardear para impresionarla.

No debería resultarte embarazoso hacer estas confesiones chistosas… en realidad te harán ver más atractivo a sus ojos.

Otra cosa que me gusta hacer es una lectura falsa de la mano. Eleva el nivel de diversión, te da muchas oportunidades para hacer más chistes, Y te da la posibilidad de hacer contacto mano a mano al flirtear.

Júntalo

Así que ahora comprendes que con estos tres ingredientes puedes mejorar realmente las conversaciones, y evitarás confundirte. Lo que necesitas aprender es cómo juntar estas tres cosas para que te funcionen en una situación real.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enviar respuesta