7 Errores “Emocionales” Que Cometen Los Hombres Al Conquistar A Una Mujer

July 30, 2013 5:05 pm1 Comentario

2203123720_66661fa2c0_m

Últimamente me siento intrigado por la idea de la “inteligencia emocional”. Me está empezando a parecer que la inteligencia emocional está arriba en el ranking junto con la “inteligencia social” para ser exitoso en todos los aspectos de la vida… particularmente en su búsqueda para salir con una mujer hermosa.

En este artículo quiero hablar sobre algunos errores “emocionales” más comunes que cometen los hombres cuando intentan conquistar a una mujer.

Estos son algunos de los errores más comunes. El primer paso es reconocer cuándo se está cometiendo el error- y simplemente preguntarse a sí mismo “¿estoy mostrando inteligencia emocional?

1. Que le guste una chica demasiado pronto

Todos lo hemos hecho. Vemos una chica realmente linda por el bar, y basados solamente en su apariencia y sus gestos tomamos la decisión de que “es la indicada.”

Sin siquiera decirle una palabra, ya tenemos un cierto aprecio emocional hacia ella. Por esto, acercarse a ella se vuelve 100 veces más difícil. Ahora sentimos que es necesario decir la frase perfecta o tener algo increíblemente inteligente de que hablar…

Este es un grave error. Que nunca empiece a “gustarte” una mujer hasta que hayas tenido una conversación con ella y sientas algún tipo de conexión. Enamorarse de una mujer basados solamente en su apariencia es extremadamente “beta” y te pone inmediatamente en el rol de “perseguidor”. Ella puede oler esto instantáneamente… y tus chances de tener éxito de ese punto en adelante son casi nulos.

=============================================================
MIRA ESTE ARTICULO EN VIDEO AQUI

2. Estancarse con una frase sin salida

Recuerdo que después de ver el episodio de Keys a la Vip con Cajun, me obsesioné con usar la frase que cajun constantemente le repetía a las chicas para conocerlas…La frase era…“¿Te parezco un vendedor de droga?”

La cosa es que… nunca tuve éxito con esta frase. Generalmente fracasaba y muy rara vez llevaba a una conversación interesante. Pero la seguía usando porque pensé que sonaba “genial”.

Cuando se trata de éxito, lo que te gusta personalmente es muy raro que funcione. Solo porque piensas que una frase o una broma es extremadamente inteligente… no significa que a la mujer también le parecerá. Es mejor probar diferentes frases, y quedarse con la que entregue mejores resultados.

3. Salir con esa sensación de desesperación

Todos pasamos por una etapa de sequía. Las sequías son esos periodos aparentemente interminables donde las cosas simplemente no se dan.

Durante estas rachas… nada parece salir bien. Y muy a menudo nuestra “desesperación” de salir de esta racha es generalmente la razón por la que seguimos fallando.

Lo mejor para hacer durante estas frías rachas es simplemente tomarse una o dos semanas sin salir. Seguramente parecerá algo contraproductivo, pero confíen en mí; te sentirás rejuvenecido mental y emocionalmente al alejarse del “juego” por  un rato.

Las mujeres pueden oler “la  desesperación.” Y todas, excepto las más desesperadas, evitarán a un hombre que está notablemente “hambriento”.

4. Volverse adicto a la aprobación

Veo que esto pasa todo el tiempo con los hombres. Se acercan a un grupo de mujeres e instantáneamente congenian con la mujer.

Generalmente hablan de temas “seguros” y generalmente entablan una conversación “PG” que la mujer ve como “inofensiva.”

A la mujer parecerá gustarle realmente la compañía del hombre. Los hombres se vuelven adictos a esta aprobación y no quieren arriesgarse a ofender a la mujer intensificando o introduciendo algo sexual a la conversación.

Por alguna razón, como hombre, tendemos a pensar que la mujer se ofenderá si mostramos nuestras “verdaderas” intenciones… cuando de hecho, te respetan mucho más. Las mujeres saben exactamente qué quieres… y no vas a llegar a ningún lado si hablas sobre “cachorritos y helados” toda la noche.

5. Mover la conversación a tu “zona de comodidad”

Todos tenemos nuestra zona de comodidad en la vida. Estas son áreas “emocionalmente seguras” para nosotros. Pero el problema con las zonas de comodidad es que no puedes avanzar si estás atorado en tu zona de comodidad.

Esto tiende a sucederle mucho a los hombres cuando intentan conquistar mujeres. Pueden comenzar la conversación con una buena frase, tal vez tirar algunas líneas divertidas/atrevidas… pero muy pronto vuelven a su “modo entrevista.”

Hacen esto porque el “modo entrevista” es cómodo para ellos. Es como la comida que les gusta. Es seguro y nos hace sentir bien porque hemos estado ahí antes. El problema es… al igual que con la  comida  que les gusta, los temas de conversación cómoda generan muy poca chispa.

6. Volverse “emocionalmente apegado” al resultado

Escribí todo un post titulado “Deja que tus ganadores manden” que habla sobre cómo tendemos a terminar las buenas interacciones demasiado pronto, y nos quedamos mucho tiempo en una interacción muerta.

Esto sucede porque nos volvemos emocionalmente apegados al resultado. Cuando una interacción está yendo bien, empezamos a sentir emociones “positivas” y no queremos perderlas. Así que muy a menudo nos salimos antes de una buena conversación solo para retener esa emoción “positiva”.

Y a menudo cuando algo está yendo mal comenzamos a sentir emociones “negativas”. Y cometemos el error de querer deshacernos de las emociones negativas con tantas ganas que nos quedamos pensando que podemos cambiar la marea.

El truco es deshacerse de un saque de todas las emociones. No permitas sentirte ni muy bien ni muy mal basado en cómo está yendo la interacción. Simplemente interactúa. Si te estás divirtiendo, quédate. Si te estás aburriendo, vete.

Es así de simple.

7. Pensar que “esta chica” es diferente

Aquí está uno de los errores más grandes que cometen los hombres cuando aprenden el “juego”. Aprenden todas las técnicas correctas, las estrategias, pensamientos y comportamientos… pero no las usan.

La razón principal por la que no las usamos en la realidad es porque comenzamos a pensar que “esta chica es diferente”. Nuestras emociones nos convencen de que “el juego no funcionará con ella”. Y comenzamos a  pensar “solo necesito ser yo mismo”.

La cosa es así… muy pocas chicas son diferentes. El 99% de las mujeres responden a los mismos patrones de atracción. No importa si son blancas, negras, asiáticas, españolas, si tienen 19 o 50…”La atracción no es una elección” y las mujeres responderán acorde.

La próxima vez que te encuentres pensando “No puedo ser divertido/atrevido con ella”, simplemente pregúntate “¿es una mujer?” Si la respuesta es sí… procede como planeamos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enviar respuesta