Cuando ella no está interesada en el sexo

December 22, 2014 9:00 am0 Comentarios

TSB-11-23-1

De repente, la chica con la que sales no parece interesarse en ti, anulando el objetivo de una relación ocasional. Esto es completamente normal en una relación a largo plazo, que uno de los dos deje de interesarse en el sexo. Pero este artículo no trata sobre eso. Aquí voy a hablar sobre las relaciones nuevas, o incluso los acuerdos ocasionales, en los que repentinamente ella pierde el interés.

Desacelera

En muchos casos, el problema no es que a la mujer no le interese el sexo, sino que el hombre quiera ir directo a la meta final. Tómate tu tiempo para construir una relación que conduzca al sexo, y verás que el problema en realidad no era ningún problema.

No es una prioridad

Ella tiene un millón de cosas en la cabeza ahora mismo, y tú no eres uno de ellos. Incluso si tiene planeado verte, probablemente le cueste desconectarse de todo el resto de lo que sucede en su vida. El estrés puede evitar que las mujeres tengan ánimo. Afortunadamente, el remedio para esto es similar al anterior. Necesitas desacelerar las cosas para que ella se ponga de ánimo. Ofrecerle un masaje es la forma perfecta de calmarla, y probablemente resulte en que quiera tener sexo contigo.

Es ese momento del mes

A veces las mujeres tienen muchos deseos de tener sexo, pero sus cuerpos tienen otros planes. Particularmente al comienzo de una relación, ella no se sentirá cómoda como para tener sexo contigo si está teniendo su período. También podría haber otros factores involucrados. Quizás comió algo complicado y tema tener que correr al baño en medio del sexo. Tal vez esté experimentando alguna infección urinaria, y como resultado quiera que te mantengas alejado de sus partes íntima. No es difícil advertir ese tipo de situaciones. Primero, si luce descompuesta, obviamente no está en condiciones de practicar actividades en el dormitorio. Segundo, si se siente bien, probablemente se enganche con algún flirteo o juego previo antes de decidir que sería una mala idea seguir adelante.

Si no es ella, eres tú

Incluso aunque ya se hayan acostado antes, tal vez sí exista una razón por la que ya no le atraigas. Podría pensar que tu nuevo corte de cabello luce ridículo, o que cambiaste a una colonia que le resulta repugnante. No hay manera de saberlo a menos que te lo diga; pero quizás por no herir tus sentimientos prefiera no contártelo si no se lo preguntas. En este caso, camina con cuidado. Podría ser que no esté de ánimo. Pregúntale sólo si ha rechazado tus avances en varias oportunidades y si puedes ver algún patrón en ello.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Enviar respuesta